What we must

De música, buena onda y otras hierbas.

12 octubre, 2005

alta fidelidad


El fiasco de ayer me recordó una frase que Cuchuflo me dijo semanas atrás. Un día tomó por asalto mis "secciones" de jazz y música clásica. Después de una rato de intrusear y sacar dijo "De un tiempo a esta parte siento que los únicos que no te van a traicionar son el jazz y la música clásica".
Si tuviera que tomar partido, creo lo mío es el noise, desde Sonic Youth a Cocteau Twins, pasando por My bloody Valentine, Dinosaur jr, si se quiere, y Lush. Me gustan las armonías dentro del ruido. Aunque claro, my all time band, como dicen los gringos, es Faith No More, que alguna vez fue definido como "música alternativa".

A pesar de tener las orejas sucias, como me dice el Pelao, no puedo dejar de encontrarle razón a Cuchuflo. El rock, tecno, pop y todo el resto funcionan, funcionan bastante bien, pero no siempre resisten el paso del tiempo. De hecho, la mayoría de las canciones viejas te gustan por nostalgia, por los recuerdos que despiertan, no mucho más. Cuando chico rayé con el metal, Sepultura, Gorefest, Obytuary, Canibal Corpse, Iron Maiden y demases, mientras más pesado mejor. Todavía los escucho, pero los grupos que escuchaba de chico. Muy pocas bandas nuevas me llaman la atención.
En cambio Beethoven, por ejemplo, siempre me gusta, y cada día más. No importa el estado de ánimo que tenga, LVB no falla. Así de simple.
Lo mismo con Bach, Rachmaninov, Tchaikovsky, Satie, Mozart, Rodrigo o Pendereki, son siempre buenos. Claro, habrán composiciones que me gustan más que otras, pero son buenas todas.
A parte, me parece que estos tipos fueron verdaderos profesionales de la música, gente que le dedicó su vida completa a ella. Beethoven siguió componiendo sordo, Bach escribía una tocata semanal (para la misa dominguera), mientras componía sus conciertos, misas y pasiones; Mozart murió relativamente joven y dejó muchísimas obras. Sin embargo hoy se considera prolífico un grupo que saca un disco cada dos años, y discos con máximo 12 canciones, de 5 notas y dos arreglos cada una. Una verguenza.
Aun cuando no me gusta manejar en Santiago, cuando lo hago es sintonizando la 96.5, la única radio donde pasan cosas realmente interesantes y la primera chilena en transmitir en la web.
En fin. Otro día hablo del jazz y sus standars, de momento tengo una cita impostergable con LVB.

2 Comments:

At 1:10 p. m., Blogger Don Chere® said...

Hola,
Te invito a meterte a mi página y votar por los "Premios Cero Aporte 2005", una forma de elegir a la creme de la creme de nuestro querido chilito. PUEDES VOTAR HASTA UNA VEZ AL DIA.

Saludos.-

El Chere
http://elchere.blogspot.com

 
At 1:56 p. m., Blogger Pete said...

Cuando chica agarre un cierto pavor por la musica clasica. Es que los violines me ponian un tanto histerica, asi que quede con ese recuerdo. Pero el unico compositor que me gusta es Vivaldi. Me relaja y me acuerdo de mi padre. El otro dia unos musicos entonaban las Cuatro Estaciones en Covent Gardens y me salieron unas lagrimas (es que lloro con ciertas notas). Hay otra musica que me sigue desde pequeña y la puedo oir incansablemente (pixies), pero siempre hay que estar atenta a lo que ofrece el mercado. Creo que es una forma de mantenerse "Joven" (ya ves, la crisis de los 30). Besos amigo.

 

Publicar un comentario

<< Home