What we must

De música, buena onda y otras hierbas.

18 octubre, 2005

Matorral


Este post lo debí escribir el sábado, pero un maldito resfriado no me quiere abandonar.
Para ir directo al grano, el viernes en la noche fui a ver a Matorral, un power trio chileno que suenan poderosamente bien en vivo. La excusa de la tocata era el lanzamiento del video clip de la canción "Formación", hecho por la gente de TV Piratas.
El sonido de Matorral huele a años setenta, a ese rock hippie primigenio, que alternaba pegadísimos pasajes lisérgicos y con una búsqueda de las raíces del rock. Nada de aspavientos técnicos ni recovecos sonoros, sino lisa y llanamente actitud, pura actitud.

Los referentes obvios serían, claro, guardando las proporciones, Hendrix, The Doors, Zepellin y demases, pero creo que sería más justo emparentarlos con Los blops, Agua turbia, Los Jaivas y todas esas bandas que intentaron emular, en nuestro chilito, lo que sucedía afuera. Digo que es más justo porque su bajista, Gonzalo Planet, para titularse de periodista realizó una tesis sobre los orígenes del rock chileno, una acabadísima investigación sobre las bandas y el movimiento rockero de los sesenta y setentas.
Como opinion personal, un mejor vocalista no sería mala opción, porque el talento de Felipe Cadenasso va más por la guitarra que en el canto, pero quizás eso dañaría la crudeza y honestidad de sus canciones. No siempre la técnica manda.
Lo otro, cuando extiendes canciones por más de 10 minutos, a veces se extrañan argumentos técnicos para solventar pasajes tan largos, solos de bajo y batería más estructurados, o al menos que se atrevan, porque es el guitarrista quien más empeño le pone al respecto. Pero sólo detalles, porque sobre el escenario suenan fuerte igual.

El telonero fue Pedro Pablo Silva, ex amongelatina de quien no conocía su trabajo como solista. También fue un punto alto de la noche. El tipo es un showman, se cree el cuento, juega con el público y lo bueno es que su repertorio de canciones es muy variado. Desde el surf psicodélico, hasta baladas románticas, pasando por canciones más pegadas, cercanas al rock. Habrá que ponerle ojo a su carrera.

Eso sería. Quedo debiendo Alta fidelidad II y otro tema, pero el resfrío me mata.
Adeu.